El Arado que Rompió los Llanos (fragmento)
video
Fragmentos de arte


..."el de Yellowstone, la leche, el blanco y Cheyenne;

La bala de cañón, la Musselshell, el James y los sioux; de los árboles,

Abeto negro y Noruega, pino,

Abeto de Douglas y el cedro rojo, así como las ciudades de los canales en línea, Nueva Orleans a Baton Rouge, Baton Rouge a Natchez, Natchez a Vicksburg"...


El Arado que Rompió Los Llanos, 1936

Pare Lorentz


..."Tierra de la bahía de Chesapeake orientales! Land of the Delaware!

Tierra de Ontario, Erie, Hurón, Michigan!

Land of the Old ¡Trece! Massachusetts de la tierra! de la tierra de Vermont

y Connecticut!

Tierra de las costas del océano! Tierra de sierras y picos!

Igual que, Whitman listas de atributos de la tierra,

de la tierra de carbón y de hierro! tierra de oro! de la tierra de algodón, arroz azúcar!

Tierra de trigo, carne de res, carne de cerdo! de la tierra de la lana y el cáñamo! de la tierra de la de manzana y uva!

y el carbón en las montañas. Hierro y el carbón por el Monongahela.

Hierro y el carbón por el Allegheny"...


El Arado que Rompió Los Llanos, 1936
Pare Lorentz




Lorentz hizo eco de los recursos con los que el país contaba y era rico, en este pasaje.
Pero Lorentz no sólo usa este estilo para alabar a los Estados Unidos. También se usó para explorar los enormes problemas que enfrentaba el país. Cuando comenzó el rodaje de The River, la intención era la de utilizar material de película virgen de las inundaciones anteriores para ilustrar el daño que había hecho el Mississippi, cuando se desbordó. Pero justo cuando terminó la filmación, el Mississippi inundo otra vez la región, pero se obtuvieron escenas reales de la inundación de 1937 para su uso en la película. Las consecuencias de inundaciones también encontraron sitio en su relato.



..."Alimentos y el agua necesaria en Louisville: 500 muertos, 5000 enfermos; Alimentos y el agua necesaria en Cincinnati; Alimentos y agua, vivienda y ropa necesarios para 750.000 víctimas de las inundaciones"...


El Rio, 1938

Pare Lorentz
Grierson y Lorentz
Si a John Grierson se le ha considerado el padre del documental británico, en el caso de los Estados Unidos se tiene que hacer referencia a Pare Lorentz.
Lorentz creía que los ciudadanos tenían derecho a recibir ayuda del gobierno para solucionar los problemas, de ahí su interés por documentar la vida de la gente. Grierson creía que la solución era la utilización del cine para ayudar a las personas a comprender lo que pasaba en el mundo y con este objetivo enfocó su trabajo como documentalista.
En cuanto a las bandas sonoras de sus filmes, tanto Grierson como Lorentz destacaron por la sincronización entre imagen y música.
La entrada de Lorentz al cine documental fue gracias a la integración de dos intereses: el suyo de hacer una película sobre las tormentas de polvo y el del gobierno de utilizar el cine como una herramienta de propaganda de su política.
Lorentz parecía ocupar una posición comparable a la de Grierson al dominar el imperio en expansión de los documentales. Pero Grierson era un hábil político que sabia mantener bien reparadas sus trincheras; Lorentz no lo era. Lorentz trabajaba en el terreno mismo tratando de ejercer y mantener el control artístico sobre las diversas empresas, por eso el presupuesto que conseguía del gobierno le fue retirado varias veces y en ocasiones congelados mientras en el congreso se debatía si se lo otorgaban o no.
Sinfonias y herencia Americana, música convertida en arte.

Virgil Thompson fue el compositor musical de “The Plow That Broke the Plains” (1936) y de “The River” (1937). Impresionado por el material que Lorentz estaba reuniendo, convino en trabajar con él por cualquier suma que pudiera pagársele. Comenzó su trabajo de colaboración mientras Lorentz presionaba a Washington para obtener asignaciones. Las bandas sonoras de estos dos documentales sobre el devastador efecto de las tormentas de arena que devastaron el centro de Estados Unidos en esa época y la importancia del río Mississippi para las zonas que recorren son el retrato musical del alma de todo un país.
Usó canciones de cowboys, espirituales tradicionales del sur, canciones populares antiguas y para The River el finale de su Symphony on a Hymn Tune
Las partituras tienen una simplicidad conmovedora e incorporan estilos y melodías de su herencia Americana. Están escritos para un orquesta cámara que también incluyen el banjo, la guitarra y la filarmónica.
Para de “plow that broke the plains” Thomson compuso una suite a partir de la música del film, haciendo algunos ajustes. Esta suite orquestal consta de 6 partes:


Preludio: 1:24

Pastoral ( La Hierba) 1:09

Ganado 2:52

Blues (Especulación) 2:33

Sequía 0:54

Devastación 4:50


La música de esta suite es bastante sencilla, tonal y sin grandes efectos orquestales. Thomson ha sido llamado el Eric Satie norteamericano por su escritura ligera, el uso de melodías populares. En definitiva; música fácil y sin complicaciones hecha para ser disfrutada por todo el mundo.

Para Lorentz y Thompson el trabajo de montaje y composición musical llegó a ser un proceso unificado. Ninguno de los dos deseaba que la música se impusiera a las imágenes o viceversa, en el filme acabado. Ambos compartían el entusiasmo por los temas de la música folklórica la música de Thompson aportaba constantemente nuevas dimensiones, la música compuesta para una secuencia de la guerra de 1914 a 1918, contribuía a poner importante énfasis en el hecho de que los labriegos estaban formando parte de la maquinaria bélica.
La música se grabó con ejecutantes de la New York Philarmonic y la batuta de Alexander Smallens.

En The River la música de Virgil Thompson y la sonora voz de Thomas Chalmers formaban parte del proyecto. Las enumeraciones de lugares, ríos, árboles se hacían en constantes cadencias rítmicas.
La Poesía del río

Lorentz escribió para la narración de El río lo que es considerada una obra maestra de verso libre que fue elogiado por James Joyce como "la prosa más bella que he escuchado en diez años", y fue nominado para el Premio Pulitzer de Poesía en 1938. La narración de carácter épico que Lorenz intentó dar a la labor de la TVA, así como la calidad heroica del paisaje americano, del que creía tan apasionadamente, había que conservar. Lorentz no previó inicialmente esta forma poética. Se le había pedido escribir un artículo largo sobre el estado del Valle del río Mississippi, en la primavera de 1937. Se esperaba que el artículo pudiera servir de base para su próximo proyecto documental. Al término del ensayo que él creía que era demasiado largo y técnico, él escribió un poema que se convertiría en la narrativa del Río. Lorentz envió ambos a McCall's, para decidir cuál publicaban. Eligieron publicar el poema de Lorentz en la edición de mayo de 1937. Después de 150.000 solicitudes por los lectores de ejemplares, Lorentz decidió que el poema debía ser utilizado como la narrativa del Río.
Estílo y Temática


Los temas que trataba Lorentz eran potenciados desde el gobierno, la planificación urbanística, las tormentas de polvo y la electrificación rural.
El estilo de realización lo podemos clasificar según Bill Nichols en la modalidad expositiva. Esta modalidad de representación de la realidad se dirige directamente a los espectadores, generalmente por una voz omnisciente que expone argumentos sobre los hechos que documenta.
También intenta aportar pruebas centradas en las imágenes, y el montaje acostumbra estar al servicio de la continuidad retórica. Igualmente quiere demostrar su objetividad por medio de la voz en off
Lorentz estaba profundamente interesado en la figura del presidente Roosevelt y en la conservación de los recursos naturales, es por esto que en “The plow that broke the plains” además de evidenciar las tormentas de arena en Montana, Wyoming, Colorado, Kansas y Texas, defiende un uso racional y equilibrado de la tierra y elogia los planes de la administración Roosevelt para mejorar la situación de los granjeros.
Lorentz siempre adoptó un compromiso social en su trabajo, en el caso de “The river” señalaba por ejemplo la importancia del río Mississippi en la historia de los Estados Unidos y hacía una critica a la degradación ambiental generada por unos sistemas de cultivo abusivos y la explotación intensiva de los recursos forestales, que provocaron un fuerte proceso de erosión del suelo, arrastrado por las crecidas hasta el golfo de México.
El Río y Lorentz

El Río representa el mayor logro de Pare Lorentz como cineasta. Hecha en 1938, la película es similar en ideología al Arado Que Rompió los Llanos. La película recreo la historia de las grandes planicies y el abuso de la tierra que llevó a la creación de la Dust Bowl, El Río documenta la historia del río Mississippi y sus afluentes. En su película, Lorentz quiso demostrar que sólo a través de la construcción de represas se podía controlar al Río Mississippi y ponerlo a trabajar para ayudar al pueblo estadounidense, en lugar de permitir que sus aguas inundaran y causaran estragos, la destrucción de cultivos y propiedades. Aunque trató de mostrar las formas en que los ríos habían sido mal utilizados, la película también se erige como un himno al paisaje natural de América y la rica historia con la que el cuenta.

Lorenz sugirió que el uso indebido del río y el valle del río era la causa de la terrible situación financiera en la que muchos estadounidenses se encontraban durante la Depresión. Según Lorentz, el cultivo excesivo de la tierra y la urbanizar, además de la utilización de suelos no aptos para los cultivos tenían económicamente paralizadas a las personas que dependian de él para su sustento. Citando la célebre frase de Roosevelt "mal alojados, mal vestidos, mal alimentados", Lorentz lamentó el hecho de que cientos de estadounidenses se estén en la pobreza en el valle de "el río más grande del mundo."

En su segunda película para la Administración de Reasentamiento, Lorentz utilizó muchas de las técnicas estilísticas que había desarrollado en El Arado Que Rompió los Llanos. Combinó gráficos sorprendentes, una magnífica partitura de Virgil Thomson y su impresionante relato propio para pintar un vívido retrato de la necesidad de la labor de la Autoridad del Valle de Tennessee. El río construido sobre las lecciones que Lorentz aprendió durante el rodaje y la post producción de El Arado Que Rompió los Llanos, ambas de estilo y corte burocrático. El Río fue filmado en catorce estados, con un equipo considerablemente mayor que el que participo en la primera película y con un presupuesto dos veces más que el de su primera producción.
La secuencia de apertura del río es especialmente importante debido a su relación con la película como un todo. Se debe prestar especial atención a la forma en que las imágenes coinciden con la descripción, a raíz del agua que cae de las nubes a la tierra se forman los ríos más pequeños en el Mississippi, todo refleja la creencia de Lorentz en la majestad de la naturaleza y el poder de los nombres. El Río fue un éxito crítico y comercial. Aunque no fue nominada para un premio de la Academia, ganó el Festival de Cine de Venecia en 1938, superando, entre otros aclamada película de Leni Riefenstahl Olimpiada. Lorenz también fue nominado para un Premio Pulitzer por la narración poética que compuso para la película.
El Arado de Lorentz
El Arado que Rompió Los Llanos tuvo su primera exhibición en la Casa Blanca en marzo de 1936 y su exhibición oficial, después de varias demostraciones privadas, fue en el Hotel Mayflower el 10 de mayo de 1936. El evento fue patrocinado por el Museo de Arte Moderno y también incluyó la proyección de varios documentales extranjeros, entre ellos fragmentos de El Triunfo de La Voluntad de Leni Riefenstahl. A pesar de contar con la aceptación de la crítica, muchos en la comunidad de Hollywood reaccionaron negativamente a la película, afirmando que puesto que había sido hecha por el gobierno ésta no era un documental, sino propaganda. Ninguno de los estudios estuvo de acuerdo en distribuirla comercialmente. Después de viajar por todo el país con la película en la mano, Lorentz finalmente fue capaz de convencer al dueño del Teatro Rialto de Nueva York para mostrar la película. La enorme reacción positiva del público llevó a que los propietarios de otras salas de cine de todo Estados Unidos se interesaran y la proyectaran.




La secuencia con la que se da inicio al El Arado Que Rompió los Llanos fue hecha de esa manera porque representaba las metas artísticas que Pare Lorentz trató de lograr en el filme un todo, el uso de imágenes iconográficas y de la narración poética, una música especialmente compuesta para ella para enmarcar la discusión intelectual y patriota sobre Estados Unidos como grande y abundante, bendecida con recursos, cuya conservación podrían contribuir a mitigar los problemas ambientales que enfrentara el país durante la Depresión. Esta la película detalla la belleza de las grandes llanuras, el tiro maravilloso del jinete, y la repetición poética de la frase "los fuertes vientos y el sol", anunciando la venida del "Dust Bowl". También se escucha la música de Thompson, que trabaja tan bien con las imágenes dándoles acompañamiento.
Las Peripecias del cine de Lorentz

El grupo de producción dirigido por Lorentz comenzó a filmar en Montana y luego se dirigió hacia el sur, hacia Texas siguiendo las tormentas de polvo que rápidamente estaban transformando en desierto millones de hectáreas de tierras de sembradío. En medio de las violenta ventiscas, Lorentz buscaban escenas que le parecían adecuadas, pero no disponían de un guion preciso, lo cual fastidiaba a veces a sus camarógrafos que por fin le presentaron un ultimátum. Strand y Hurwitz le entregaron un guion que proponían, si Lorentz lo aprobaba, ellos continuarían trabajando. Lorentz no aceptó la propuesta y la crisis resultante implico una situación similar a la que tuvo que enfrentar en su momento Grierson en uno de sus documentales. Los camarógrafos consideraban no solo como catástrofes naturales a los vendavales que estaban devastando la región sino que el rapaz sistema económico de explotación de la tierra también estaba ocasionando el grave problema en la región. Quizá hasta cierto punto Lorentz pensara lo mismo, sin embargo dentro del contexto del patrocinio oficial su tarea debía ser conservadora, no de rechazo al sistema.


Gracias al manejo de una táctica y una filosofía, Lorentz logró mantener unido al grupo pero las tensiones continuarían.Desde el comienzo mismo de su trabajo para el Gobierno de los EE.UU., los proyectos de Lorentz estuvieron sumidos en la controversia. Los opositores de la "New Deal" consideraban que el dinero que se gastaba en estos proyectos podría ser invertido en otras cuestiones que eran necesarias en el país. El sistema de estudio de Hollywood siempre había tenido una relación conflictiva con Lorentz, debido al libro bastante crítico que había escrito, Censura: La Vida Privada de las Películas.

Los problemas de Lorentz con la industria del cine comercial se vieron agravados por la amenaza de competencia financiera que representaban las películas producidas para el gobierno. La combinación de estos dos factores crea problemas significativos para Lorentz, incluyendo el no tener acceso a secuencias de acciones de propiedad de los estudios de Hollywood.


Sin embargo, Lorentz tendría problemas mucho mayores con el gobierno que con Hollywood. El Congreso era renuente a la idea de que el Gobierno destinara dinero para la producción de películas, el destino de los proyectos de Lorentz estaba constantemente en peligro, y hubo momentos en que trabajó sin remuneración, mientras el Congreso debatía si debía o no permitirle continuar. Incluso hubo ocasiones en la que el debió pagar los costos de la realización, comercialización y distribución como en El Arado del cual el debió pagar costos de su bolsillo.
Biografía


LORENTZ, DESDE VIRGINIA HASTA NUEVA YORK.




Pare Lorentz nació en Clarksburg, Virginia Occidental, Estados Unidos en 1905. Su familia emigró del Reino Unido tras la guerra revolucionaria.
Fue criado en la pequeña ciudad de Lorentz, en donde cultivó su amor por la naturaleza y el arte; “fue sumergido en los caminos del campo, en la belleza de las montañas y los bosques del campo azul”.
Realizó sus estudios en el Wesleyan College y en la Universidad de Virginia Occidental. Un par de años después de haber terminado sus estudios viajó a la ciudad de Nueva York en donde se hizo columnista y crítico de cine en revistas y periódicos como Evening Journal y Vanity fair.
Atraído por la función social que podía cumplir el cinematógrafo, el joven Lorentz colaboró con el libertario abogado en derecho civil Morris Ernest en la redacción del libro Censored: The Private Life of The Movies, publicado en 1930. Gradualmente su interés se fue desplazando hacia la política. En 1933 publicó El Año de Roosevelt: 1933; había esperado usar el material para hacer una película pero, como no pudo reunir los fondos necesarios para esa empresa, compuso un libro lleno de fotografías sobre protestas, colas de menesterosos para obtener pan gratis, desórdenes rurales, vendavales de polvo, acompañadas de un texto claro y preciso.
El libro King Features (rama sindical del imperio editorial Hearts) le ofreció un puesto para que escribiera una columna política. Así comenzó a publicar en 1934 Washington Sideshow pero cuando en uno de sus primeros artículos Lorentz alabó el programa rural del New Deal fue inmediatamente despedido mediante un telegrama enviado por Hearst desde su sede principal de San Simeón, California. Lorentz tenía la intención de hacer una película sobre las tormentas de polvo que era un fenómeno que estaba azotando el este y el estado de Michigan. Fue contratado por Rexford Guy Tugwell para dirigir la Agencia de Películas del Gobierno de Estados Unidos,

Lorentz nunca había hecho una película, pero daba la impresión de poseer gran competencia. Era un hombre equilibrado y parecía saberlo todo sobre el cine. Estaba resuelto a hacer un filme que pudiera distribuirse en las salas corrientes de espectáculos y que llegara ampliamente al público. Lorentz se daba cuenta de que producir una película por cuenta del gobierno no era bien visto por mucha gente de Hollywood, que era “socialismo”, sin embargo él esperaba vencer esa actitud. Recurrió primero a talentos experimentales que trabajaban en Nueva York lejos del mundo cinematográfico. Contrató a Ralph Steiner, Paul Strand y Leo Hurwtiz como camarógrafos. Todos habían estado vinculados a La Liga de Cinematografía y Fotografía de Nueva York, y todos habían rodado películas.
En 1936 finalizó su primera película El Arado Que Rompió Los Llanos. La investigación le permitió acercarse a los desafíos del rodaje el cual tenía una influencia impresionista. En 1938 apoyado por el gobierno de Roosevelt realiza El Río, un documental que mostraba una manera de hacer que la tierra arrasada por el río Mississippi se convirtiera en una región viable. El documental narra la historia del río Mississippi y sus afluentes, estuvo inspirado en un mapa colgado en la oficina del Secretario de Agricultura, que indicaba el camino de los afluentes que se fusionaban para formar el gran río Mississippi.
En 1940 realiza un semi-documental sobre los inconvenientes en la prestación de atención prenatal en el centro de Maternidad de Chicago. La Lucha por la Vida se basó en el Libro de Paul Kruif.
Durante la segunda Guerra Mundial prestó servicio en el Cuerpo Aéreo de los Estados Unidos y realizó cerca de 275 peliculas y documentales sobre navegación en la Oficina de Información de Guerra y la Agencia de Información de EE.UU.
Su último proyecto cinematográfico fue Rural Co-op en 1947.Las dificultades e inconvenientes encontrados no le impidieron hacer grandes obras maestras del documental. Termino su vida viviendo al norte de la ciudad de Nueva York en la tranquila ciudad de Armonk, murió en 1992.
Fuentes
ELLIS C. Jack, McLANE A. Betsy, A New History of Documentary Film,
Chapter Six, Institutionalization: United States, 1930 – 1941, Jack C. Ellis y Betsy A McLane, Editorial Continnum, New York - London, 2007. Pag 78 – 86.

WINSTON, Brian, Claming The Real, The Documentary Film Revisited, Chapter 14
Running Away from social Meaning in America, Editorial BFI Publishing, 1995.
Pag, 69 – 73.

SHERMAN R. Sharon, Documentanding Ourselves, Folklore, Film, and Video, Scholarly
Publisher for The Commonwealth The University Press of Kentucky 1998.
Pag 12 – 14.

BARNOUS, Erik, El documental historia y estilo, Capitulo 3 El sonido y la Furia,
El documental abogado. Pag 102 – 109.



El Lenguaje Cinematográfico libros google

Cine Documental. Política y propaganda Scrib

Documentarydiva.com

Wikipedia.org

Xroads.virginia.edu
Creadores-Contacto
Vanessa Cardona
Yudy Enrìquez
Cristian Zapata

Blog sobre Pare Lorentz
stoplorentz@gmail.com